Web3

¿Qué es la Web3?: Guía básica para entender e invertir en la web más democrática

Aprende sobre el funcionamiento de la Web3, sus predecesoras Web 1.0 y 2.0, y cuál es la mejor forma de inversión en esta innovadora etapa de la Internet.

Candela Cebero

Periodista. Es redactora en Wrabbit y Feminacida. Además, es copywriter y coordina equipos de Marketing Digital y Comunicación. Se especializa en estrategia, marketing de contenidos, redacción publicitaria y posicionamiento SEO.

El internet evoluciona constantemente. Hoy, se pueden identificar tres etapas para describir esta transformación de las páginas web y de la forma en la que los usuarios las utilizan; te cuento qué es la web 1.0, la 2.0 y la 3.0 y cuáles son sus diferencias principales

¿Es la Web3 el futuro del Internet? ¿Qué relación tiene con el metaverso? ¿Cómo se puede invertir en Web3? Si te hiciste al menos una de estas preguntas alguna vez o simplemente quieres entender los puntos claves de esta nueva tecnología, ¡sigue leyendo! 🤓

Web3 es el nombre que otorgaron los técnicos a un nuevo tipo de servicio de Internet basado en una blockchain descentralizada, sistema de registro compartido que utilizan la mayoría de las criptomonedas, como Bitcoin y ETH.

Si bien el término Web 3 existe desde hace algunos años, se ha popularizado en los últimos meses. Packy McCormick, CEO de la consultora Not Boring que ayudó a popularizar web3, lo define como "una Internet propiedad de desarrolladores y usuarios, coordinada por tokens".

En otras palabras, la Web3 consiste en todos los sistemas sociales digitales que se construyen a través de una blockchain. Estos sistemas pueden ser comunidades, mercados, grupos de inversión en proyectos NFT, herramientas de publicación o plataformas educativas, pero obligatoriamente deben utilizar servicios basados ​​en tecnología blockchain para ser parte de la Web3.

Pero, ¿Qué vino antes de la Web3?

La historia de la Internet a menudo se divide en tres períodos:

☝️ Web 1.0

  • La Web 1.0 se desarrolló entre 1991 y 2004, y era de solo lectura: la mayoría de los participantes eran consumidores de contenido.
  • Las páginas de Internet en la Web 1.0 estaban conformadas por protocolos abiertos, descentralizados y gestionados por la comunidad. Era una Internet para blogs, foros y portales como AOL y CompuServe.
  • Lo que hacían los usuarios en Web 1.0 es leer pasivamente páginas web estáticas, y la mayoría de ellas estaban construidas usando "protocolos abiertos" como HTTP, SMTP y FTP.

✌️ Web 2.0

  • La Web 2.0 trajo consigo las redes sociales y la capacidad de interactuar con los usuarios que crean gran parte de su contenido. Fue la época de empresas como Facebook, Google, Apple y Amazon, la que creó los silos y los servicios centralizados que dependían de estas empresas.
  • La Web 2.0  comenzó alrededor de 2005. Esta es la etapa que caracteriza a los gigantes de las redes sociales como Facebook, Twitter y YouTube.
  • En la Web 2.0, las personas comenzaron a crear y publicar su propio contenido, participando activamente en Internet en lugar de solo leer pasivamente. Pero gran parte de ese trabajo es distribuido y finalmente invertido por las grandes corporaciones, que poseen la mayor parte (si no todo) del dinero y el control. 

Entonces, ¿cuál es la (re)evolución que significa la Web3? 🤔 Bien, en el caso de Web3, promete combinar lo mejor de sus predecesores: un regreso a los protocolos abiertos de Web 1.0, manteniendo la participación del usuario en la creación de contenido Web 2.0. Para lograrlo, se apoyará en la tecnología blockchain y las posibilidades que ofrece: una infraestructura descentralizada donde cada usuario se convierte en dueño de sus propios datos y la capacidad de intercambiar activos digitales representados por tokens.

¿Cómo funciona la Web3?

La evolución es notoria, ya que la Web 1.0 original giraba en torno a los hipervínculos y, por otro lado, la Web 2.0 giraba en torno a las redes sociales. La Web 3.0, en cambio, se basa en tokens, las unidades digitales de intercambio en tecnología blockchain.

Este nuevo modelo web contará con muchos servicios basados ​​en una economía de fichas, por lo que la propiedad y la gestión de estos servicios se descentralizarán a los poseedores de fichas que también son usuarios. Como saben, los tokens tienen valor de cambio. Esto significa que los usuarios siempre pueden recuperar su dinero. Si quieres saber más de esta tecnología, puede interesarte el mundo de los NFTs.

Web3 está configurado para reemplazar estas plataformas empresariales centralizadas con protocolos abiertos controlados por la comunidad y redes descentralizadas, combinando la infraestructura abierta de Web 1.0 con la participación pública de Web 2.0.

¿Cómo afecta la Web3 a Internet en su conjunto?

Todos los defensores de Web3 apuestan a la promesa de una web más abierta y democrática, donde la descentralización de los servicios permita que todos sean dueños de ellos. Los datos de una blockchain son completamente abiertos y públicos, lo que permite a los participantes ver lo que está sucediendo.

La identidad y privacidad de esta nueva web también son diferentes. La identidad está vinculada a los monederos digitales de los usuarios que participan en ella. La Web 2.0 requiere que los usuarios proporcionen datos personales y privados en la mayoría de los métodos de autenticación, como OAuth, correo electrónico y contraseña. Pero las billeteras digitales Web3 requieren que los usuarios asocien públicamente sus identidades. Completamente anónimos a menos que decida lo contrario.

Pero al mismo tiempo, Web3 es un modelo que requiere que tengas un token o activo digital para participar. Samuel Gil, inversor y socio en JME Ventures, no está de acuerdo con esto: “Por lo general, ser usuario de un servicio en particular te recompensa porque una forma de llegar allí sin invertir es convertirte en usuario”. Gil se refiere al hecho de que los primeros usuarios de ciertos productos pueden recibir lo que se llama "lanzamientos aéreos". Es una metáfora de los helicópteros que arrojan dinero en lugares específicos, en referencia a los incentivos que algunas plataformas ofrecen a estos primeros usuarios.

¿Qué cambia en el mundo con la Web3?

En definitiva, Web3 será más democrática, más abierta y, con la descentralización de los servicios, cualquiera podrá ser propietario. Y además, será más transparente, ya que los datos de las blockchain son completamente abiertos y públicos.

Los defensores de Web3 argumentan que una Internet construida alrededor de la cadena de bloques mejorará la Internet actual de varias maneras.

En primer lugar, la plataforma Web3 puede proporcionar a los creadores y usuarios una forma de monetizar sus actividades e inversiones que no está disponible en las principales plataformas actuales. 

Hoy, por ejemplo, Facebook gana dinero recopilando datos de los usuarios y vendiendo anuncios dirigidos. La versión Web3 de Facebook podría permitir a los usuarios monetizar sus datos e incluso recibir "sugerencias" encriptadas de otros usuarios para publicar contenido interesante. Spotify de Web3 permite a los fanáticos comprar "acciones" de nuevos artistas, convirtiéndolos en mecenas a cambio de un porcentaje de las regalías de transmisión. Uber web3 puede ser propiedad de los conductores en línea.

Web3 y su core

¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

Después de la web 2.0, una idea malograda que nos dejó interactuar hasta que las empresas tecnológicas comenzaron a cobrar datos personales por los servicios que ofrecían, la web 3.0 o Web3, promete devolver al usuario al centro como creador. Pero sobre todo como propietario de estos tokens.

La Web3 promete ser una Internet descentralizada, abierta, sin necesidad de confianza previa ni autorización para poder usarse, sin permisos y segura. 

🛠️ En el aspecto técnico, la visión Web3 también incluye los conceptos de compatibilidad, interoperabilidad y capacidad de prueba. 

👥 En el aspecto social, Web3 promete eliminar la necesidad de intermediarios, crear relaciones entre pares, cambiar la forma en que percibimos e intercambiamos valor online, y nos brinda las herramientas para recuperar el control de nuestras identidades en línea.

La principal fortaleza de que las redes sean descentralizadas es que se vuelve prácticamente imposible que todos los nodos de una red estén caídos. Fernando Tricas, profesor de informática de la Universidad de Zaragoza, agrega a esta afirmación: “Los contenidos siempre estarán en algún sitio y su disponibilidad dependerá de este. Es imaginable que puedan aparecer modelos de replicación, o mayor cantidad de contenido en la propia blockchain, para remediar estos problemas. Sobre el corte de acceso, hay dos aspectos: si nos cortan el acceso a la red es como si nos cortan la electricidad, hay poco que hacer. Pero la censura o prohibición de un determinado contenido se hace mucho más difícil, por las propias características de la blockchain”.

¿Cuándo llegará la Web3?

El concepto de Web3 se propuso en 2021 como el futuro de Internet, y que sería algo nuevo de lo que estaríamos hablando en 2022. Pero para muchos usuarios, la utopía de una web "descentralizada y accesible para todos" es una consigna vacía. Para otros, es el próximo paso inevitable en nuestras relaciones y relaciones en línea. Pero la verdad es que el término Web3 es mucho más viejo de lo que creemos.

De hecho, la primera persona en hablar de Web 3.0 fue Tim Berner en 2001. Él lo llama Web Semántica y buscaba agregar información a la Web para que no solo los humanos pudiesen leer su contenido, sino también las máquinas. 

Existen mecanismos como el lenguaje de metadatos y la estructura de información para facilitar esto. Todo esto ha sido superado en gran medida por los avances en inteligencia artificial, que nos han llevado a una web que las máquinas ya “entienden” de manera efectiva gracias a la disponibilidad de algoritmos de procesamiento y aprendizaje del lenguaje natural.

¿Qué ejemplos hay de Web3?

Un ejemplo citado a menudo es Axie Infinity, un videojuego desarrollado por el estudio vietnamita Sky Mavis que utiliza NFT y una criptomoneda basada en Ethereum para recompensar a los jugadores con dinero real por completar los objetivos del juego.

En el juego, los usuarios pueden crear personajes llamados Axies y usarlos en batallas con otros jugadores. También pueden recolectar tierras virtuales en forma de NFT y ganar una moneda digital llamada Smooth Love Potion (SLP) que se puede cotizar en intercambios de criptomonedas. 

Axie Infinity ha atraído a millones de jugadores, incluidos varios en Filipinas, que se ganan la vida jugando. Sin embargo, la dependencia de Axie Infinity de los tokens criptográficos lo hace inestable, ya que los jugadores sufrirán si el valor del token cae, como sucedió el año pasado.

Web3 y Metaverso

¿Es lo mismo metaverso y Web3? 

La pregunta de si web3 y metaverso son lo mismo puede deberse a que son proyectos en desarrollo relacionado con blockchain. Esencialmente, el metaverso es un nuevo ecosistema virtual tridimensional (3D) destinado a proporcionar una experiencia inmersiva similar al mundo real, donde los participantes pueden trabajar, estudiar, jugar y comerciar financieramente, entre otras actividades de la vida diaria. Como puedes ver, el concepto de metaverso se refiere a la creación de un "nuevo mundo" a través de Internet, y web3 se enfoca en crear una infraestructura descentralizada para crear y administrar activos digitales, incluso dentro del mismo metaverso.

De todos modos, como la web3 y el metaverso son proyectos aún en desarrollo, su verdadero potencial dependerá en gran medida del uso, la adopción y la participación continua de los usuarios. Se espera que estos dos conceptos estén basados ​​principalmente en la tecnología blockchain, la cual permite la creación, almacenamiento y transferencia de datos o valor digital de forma completamente segura y descentralizada. Es decir, no existe una central de control de servidor. En el caso del metaverso en particular, aspectos como la portabilidad de activos o una identidad descentralizada autónoma dependerán de si está construido con una cadena de bloques.

Pero, ¿cómo se relacionan?

Podemos decir que el metaverso, para convertirse en lo que promete, necesita que los usuarios transfieran actividades como jugar, trabajar y estudiar, entre muchas otras, a un entorno 3D para el usuario. De esta forma, la interacción entre los participantes dará paso a una nueva economía digital, con relaciones comerciales y sociales basadas en los activos digitales de cada parte. Aquí es donde entra en juego la Web3 (propiedad de los datos), haciendo posibles y seguras transacciones como NFT o cualquier otro intercambio de valor entre usuarios de Internet.

Para más información sobre el metaverso y su funcionamiento, te recomiendo el artículo “¿Qué es el metaverso?: Claves para entender el nuevo mundo virtual de Facebook”

Cómo ser parte de Web 3.0

¿Cómo invertir en la Web3?

Web3 es todavía un concepto muy nuevo. La mayoría de las empresas aún están aprendiendo cómo implementar mejor las experiencias, los productos y las soluciones que atraerán a su público a largo plazo. Sin embargo, la creencia está ahí y existen innumerables razones para desarrollar soluciones Web3.

Fuera de los criptoactivos, puede invertir en Web3 comprando acciones de empresas que desarrollan soluciones Web3. Algunos ejemplos incluyen Apple, Coinbase y Nvidia.

Web3 está en pleno desarrollo, por lo que el momento es ideal para invertir en él. ¿Necesitás un asesor de inversiones? Wrabbit es tu mejor aliado 🐰

¿Aún perdido con Web 1.0 y Web 2.0? Te recomiendo este artículo sobre cómo surgieron y cuáles son sus características principales, si deseas profundizar.

Únete a Telegram para aprender y operar en comunidad.

Sigue a Wrabbit en Instagram, Twitter y Linkedin para estar al tanto de novedades.

Únete a los que toman el control de sus inversiones

Quiero invertir en cripto

Etiquetas